Cargando...

El corazón de la besana

Nos encanta el diseño, las obras, los planos y los dibujos 3D…pero cuando te piden que hagas un dibujo a mano, cuando te preguntan si podrías hacer unas ilustraciones sencillas, porque lo son, pues no ahí no hay quien se resista. Nos dan de lleno en el punto más débil, hacer dibujos, garabatos que le digo yo, el encargo se convierte en una manera de disfrutar el tiempo. En este caso además tenía el plus de participar en un proyecto que trata que no olvidemos las raíces de nuestra cultura, las tradiciones, las músicas que nos han cantado cuando éramos niños y también cantábamos.
El encargo consistía en realizar un mapa del sur de la península, un mapa jándulo lo llamaban ellos, con ilustraciones que permitieran destacar y situar lugares singulares, los pueblos donde continúa sonando esas melodías, donde queda un abuelo que te relata versos que le contaron de niño, donde bordan, donde continúan haciendo utensilios en madera y huelen los campos de aceitunas… Y así no hay quien se resista. Cogimos lápiz, papel, pusimos música sureña para inspirarnos y salieron una serie de garabatos que hoy forman parte de El corazón de la besana, forman parte de este recorrido por el sur, para dejarte perder por carreteras lentas, tabernas con vino en toneles y otros lares.
“Siguiendo los pasos de los viajeros románticos del siglo XIX, Ramón Rodríguez y Antonio G. Olmedo, recorren los secos y escarpados caminos del Sureste de la península buscando las raíces de unas músicas y tradiciones a punto de desaparecer.
Fruto de más de tres años de viaje 'El corazón de la besana' es, por un lado, un estudio antropológico del campo andaluz y por otro, la memoria etnomusicológica de una región que, gracias a su orografía, ha conservado un rico patrimonio musical prácticamente desconocido”.